←kandr3sTinta en las Cintas

¡El Rock (no) ha muerto!

El Rock no ha muerto, un post de Tinta en las Cintas

Eso de que el Rock murió no es algo nuevo. Críticos, charts y ventas lo demuestran, y todo el mundo lo repite. Incluso yo llegué a decir: el Rock ha muerto.

Y es que con tristeza de admitirlo, los únicos discos de Rock de la última década que puedo destacar como obras que intentaban llevar el género a nuevos territorios son Nonagon Infinity de King Gizzard & The Lizard Wizard, You Won’t Get What You Want de Daughters y la trilogía de discos de Swans que culminaría con The Glowing Man.

Pero ahora tengo esperanza, o bueno, una seguidilla de álbumes que el género ha dado este año me ha devuelto la esperanza. Se puede decir que este revitalizador destello de creatividad del cual goza el Rock en 2021 cabalga sobre la popularidad del grupo inglés black midi. Parece que en el silencio e aislamiento de las cuarentenas del último año, el Rock encontró su última gracia salvadora, una semilla que germina en Inglaterra.

La formula es simple: una mezcla de palabra hablada, una batería increiblemente ábil y estruendosa, manteniendo pasajes inspirados en riffs pegadizos de rock n’ roll que se unen a ruidosas texturas generadas por la magia de los pedales; o al menos esa es la formula que llevó a black midi al mainstream.

Su debut de hace un par de años sorprendió con explosiones de energía y furia. Sin embargo, en su segundo disco, la banda nos muestra su lado más suave. Es cierto que conservan el espíritu experimental pero Cavalcade cuenta con piezas que se expanden lentamente, apostando por pasajes calmados y accesibles.

Para muchos son ellos la banda más excitante de rock de la actualidad y yo estoy completamente de acuerdo, pero la más grata sorpresa en lo que va del año es Bright Green Field el debut de Squid , otra banda inglesa de la que hasta hace un mes no sabía nada, pero que ha ocupado mi reproductor de música diariamente desde el descubrimiento de “Narrator”.

La música de Squid fluye como el krautrock de Neu! , carece de los solos de guitarra extravagantes que han definido el rock comercial desde siempre, incorpora distorsión, feedback pero conserva su nucleo post-punk, con un baterista cantante que recuerda mucho a Mark E. Smith de The Fall y suaves tonos de guitarra que contrastan con lo ruidosos que pueden llegar a ser.

Y la cereza del pastel, también ingleses (de hecho cercanos a black midi ) son Black Country, New Road , una banda de 7 integrantes que ha tomado prestado de todo cuanto conocen para crear un auténtico mosaico de noise rock, jazz, pop e incluso elementos de música klezmer. Es imposible escuchar a estos muchachos y no pensar en Slint, Tortoise y el sonido post-rock de inicio de los noventas, sin embargo han logrado convertirlo en algo más atractivo y actual.

Con un promedio de edad de solo 21 años, este colectivo emociona de cara al futuro, su devoción por la música y cultura pop es el hilo que une las 7 piezas, aunque el resultado final diste mucho del pop y se acerque más al Rock experimental.

Son estos 3 actos ingleses que le han devuelto la importancia y relevancia al Rock en 2021 y su juventud los convierte en los llamados a allanar el camino para lo que sea que vendrá en la música Rock, que para nuestro deleite black midi , Squid y Black Country, New Road no dejan morir.

Ilustración de rockisdeadzenekar

Agosto 4, 2021

Andrés Cárdenas


Ver más publicaciones

Archivo Los Esenciales El Mix El Radar Artículos